IMPLANTES O PUENTES DENTALES: ¿Qué me conviene más?

Cuando nuestros pacientes se encuentran con la necesidad de reponer un diente perdido, muchos de ellos se plantean cuál es el tratamiento dental más adecuado para hacerlo.

Seguro te preguntarás ¿qué es mejor?. Aunque a priori tanto el implante como el puente dental cubren la misma necesidad, recuperar de manera completa tanto la funcionalidad como la estética de su boca.

Para conocer más sobre estos tratamientos dentales vamos a definir algunos conceptos y analizaremos las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

¿Qué son los puentes dentales?

Un puente dental es una estructura compuesta por un conjunto de coronas y que sirve para simular la forma de varios dientes.

Dicho puente se fija mediante un cemento dental sobre las piezas naturales que tiene la persona que lo lleva.

Sin embargo, para realizar este procedimiento y fijar el puente es imprescindible tallar los dientes adyacentes, pues la corona se coloca encima de ellos, siendo necesario reducir sustancialmente el tamaño de estos dientes, denominados pilares.

Dado que la estructura se cementa, queda permanentemente unida a la boca del paciente, por eso se suele hablar de puente dental fijo. Esto quiere decir que el puente únicamente puede retirarlo un dentista.

¿Qué son los implantes dentales?

Un implante dental es un pequeño tornillo de titanio que se inserta en el hueso mandibular del paciente. La principal diferencia respecto del puente puente sobre dientes es que esta segunda opción reemplaza también la raíz de la pieza. Esto evita que la pérdida del diente termine afectando al hueso.

De nuevo, se coloca una corona dental -que puede ser de zirconio o metal porcelana- para otorgar al implante la plena funcionalidad y estética.

Al contrario de lo que ocurre con los puentes, cuando colocamos un implante no debemos tallar los dientes vecinos.

Uno de los inconvenientes de los puentes frente a los implantes es que los primeros exigen tallar los dientes adyacentes sanos

Entonces, ¿Qué es mejor: un implante o un puente?

Si tuviéramos que generalizar, diríamos que los implantes son siempre una opción mejor que los puentes.

Sin embargo, en lo que respecta a la salud no es conveniente generalizar.

En la Clínica Dental Claris tratamos cada caso de manera personalizada, por lo que dependerá del caso de cada paciente, de sus necesidades y de los aspectos más importantes para el paciente.

Ventajas y desventajas de los implantes y los puentes

Para saber con certeza qué tratamiento es más conveniente para cada persona, valoraremos cuatro aspectos fundamentales:

Durabilidad

El implante dental, como hemos comentado, sustituye tanto la raíz como la parte visible del diente. Por tanto, es una aproximación más real al diente natural de una persona, y a largo plazo será una opción más estable. Además, como es una pieza artificial, no puede sufrir ninguna enfermedad como la caries.

Puede que un puente sea una opción más económica que un implante, pero es recomendable que compares tanto la duración y la estética que ofrecen ambos tratamientos antes de decantarte por uno.

Por otro lado, la duración del puente y su estabilidad dependen principalmente de las piezas dentales que están a su alrededor.

El puente se soporta sobre los dientes naturales del paciente, por lo que su vida útil estará muy relacionada a la de la vida útil de las piezas colindantes y que éstas últimas no desarrollen ningún problema como caries.

Estética

Tanto el implante como el puente dental tienen una funcionalidad estética y responden muy bien a las necesidades del paciente.

Sin embargo, es cierto que el implante proporciona un aspecto mucho más natural a la sonrisa. Esto es debido a los avances que han experimentado en los últimos años tanto las técnicas como los materiales en la especialidad de Implantología.

Además, muchos pacientes optan por colocarse una corona de zirconio por su apariencia natural y resistencia.

Tallado dental

Sabemos que para poder colocar un puente es imprescindible tallar las piezas dentales en las que se van a colocar. Tenemos que recordar que dichas piezas dentales en las que se situará el puente son piezas sanas.

Por tanto, esto tendrá dos inconvenientes. En primer lugar, se corre el riesgo de dañarlas. Por otro lado, los dientes en los que se coloca quedarán reducidos de por vida y al tener un tamaño más pequeño necesitarán estar cubiertos siempre por una corona.

Cuando se coloca un implante, el resto de piezas dentales de la boca no resultan afectadas de ninguna manera. Es decir, no es necesario modificar dientes sanos para poder colocar un implante.

Precio

En el aspecto económico, el puente dental es mucho más barato que un implante. Aunque lo más recomendable es que asistas a una clínica dental que cuente con odontólogos expertos en implantología. 

Así, podrá estudiar y analizar tu caso para proponerte la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

No dudes en venir a visitarnos o contactar con nosotros para saber más acerca de estos dos tipos de tratamientos dentales.

Dicho todo lo anterior, lo más conveniente siempre será que acudas con nuestros especialistas en Implantología.

De esta manera, podrá examinarte, analizar tu caso y proponerte la opción que mejor se adapte a tus requerimientos y necesidades.

Si quieres acudir a nuestra clínica dental, el equipo de implantólogos estará encantado recibirte en una primera consulta gratuita.

Comparte: