Los implantes dentales, al igual que los dientes naturales, pueden verse afectados por una infección.