Seguro te has preguntado por qué se forman esos desgastes en el cuello del diente y que producen mucha sensibilidad ante el consumo de algo frío o caliente, esto se llama Abfracción Dental.

“La Abfracción Dental no tiene nada que ver con el cepillado dental”

Aunque suele ser común pensar que la Abfracción dental es producida por una mala técnica de cepillado o un cepillado dental muy agresivo, no es cierto.

¿Qué es la Abfracción Dental?

La abfracción es la pérdida de tejido dentario duro, causada por fuerzas de carga biomecánica. Pérdida de microestructura de tejido dental en áreas de concentración de estrés, cuellos de caninos y premolares. Esta pérdida de tejido dental se produce en una forma parecido mucho al de una cuña, por eso es llamado abfracción o en forma de cuña.

Este desgaste del esmalte dental dejan expuestas las capas interiores del diente como la dentina, pudiendo provocar sensibilidad dental e infecciones.



Causas de las Abfracciones Dentales

Los dientes presentes en boca son una de las estructuras con más rigidez de todo el organismo humano, ya que soportan una alta carga masticatoria.

La parte más superficial del diente se flexiona de forma muy ligera, produciendo que en el cuello del diente se formen astillas microscópicas.

El cuello del diente es la zona donde hay una intersección entre el tejido del esmalte y la zona del cemento. Es esta zona donde el grosor de tejido dentario es menor y por esto las fuerzas masticatorias excesivas hacen que el tejido dental de esta zona se pierda en dicha forma.

Las principales causas de la abfracción dental son:

  • Buxismo
  • Trauma Oclusal (mala mordida)
  • Ortodoncia

¿Cómo tratar la abfracción dental?

Lo más importante para tratar la abfracción dental es determinar la causa que lo produjo.

La abfracción dental es una lesión que produce grandes problemas de sensibilidad dental, dependiendo del desgaste se debe realizar tratamientos restauradores de composite o incrustaciones de cerámica, pero si la lesión es más grave, se deberá realizar un tratamiento de rehabilitación con la colocación de una corona.

“Tenemos que tratar la abfracción dental identificando aquello que lo produjo”

En el caso de bruxismo, es fundamental colocar una férula de descarga dura para proteger nuestros dientes de esas microrroturas.

En el caso de contactos prematuros, deberemos corregirlos, o bien con un tallado selectivo, o bien, en casos más graves, con un tratamiento de ortodoncia.

Si padeces de Abfracción Dental ven a visitarnos en la Clínica Dental Claris y nuestros especialistas te recomendarán de acuerdo a tu caso la mejor solución para detener el avance de la Absfracción.